• Horario

    Horario

    Lunes:
    12:00 - 20:00

    Martes y Miercoles:
    9:00 - 18:00

    Jueves:
    9:00 - 17:00

    Viernes:
    9:00 - 15:00

    Sabado y Domingo:
    Cerrado

  • 922 02 99 11 - 672 219 786
  • Contacto

    Pongase en contacto con nosotros!X

    DIRECCIÓNC/ Fernández Herrero, 1, 38005 Santa Cruz de Tenerife

    DÉJENOS UN COMENTARIO

    Nombre *

    Correo Electrónico *

    Teléfono *

    Asunto *

    Comentario *

    Acepto el aviso legal.

    • - Debe rellenar todos los campos que se marcan con *.
    • - Debe aceptar el aviso legal.

  • Languages

    Español
    Hablamos español.

    English
    We speak english.

    Français
    Nous parlons français.

NEWS

Porqué no debe extraerse un diente

Noticias | 6 noviembre, 2015

¿Por qué?

Perder un diente supone un drama para el orden existente en la boca. Los dientes se mantienen en su sitio por un cuidadoso equilibrio desarrollado durante millones de años de evolución donde las fuerzas que ejercen los labios, la lengua y el contacto adyacente entre los dientes se equilibran para mantener sus dientes en la idónea posición, es lo que llamamos la homeostasis de la boca o equilibrio de la boca.

Consecuencias

Cuando se pierde un diente comienza un inexorable deterioro en el hueso donde estaba ubicado el diente el cual solo existe para mantener su diente, dado que el cuerpo es una máquina perfecta de racionalización de  recursos no mantiene un hueso que no ejerce ninguna función por lo que después de la  extracción comienza la pérdida del mismo que deformará no solo su boca sino también la forma de su cara.

single-tooth-bone-loss2

Aparecerán espacios negros entre sus dientes porque los dientes se separan. Lo cual provoca que se retenga una mayor cantidad de comida entre los dientes y aumenta la posibilidad de aparición de enfermedades de las encías y caries interproximales siendo estas las más difíciles de arreglar.

Además, los dientes que quedan en el aire, sin morder con otro diente, (porque su contraparte  ha sido extraído) comienzan a salirse de su sitio “buscando” el contacto de su diente antagonista.

Este mecanismo por el que un diente ¨crece¨ buscando a su adyacente fue ideado por la evolución para compensar el desgaste natural de la masticación y evitar que con el uso continuo pudiera llegar un momento en que los dientes dejarán de contactar. Sin embargo, al perder un diente, lo que la naturaleza ideó para que pudiéramos seguir masticando hace que el diente sobresalga y ocupe el hueco del que falta. Estos dientes que buscan a su antagonista son una de las consultas más frecuentes por molestias bucales que veo en mi consulta.

La pérdida de molares provoca que los pómulos se hundan…

En referencia a la cara, la pérdida de molares provoca que los pómulos se hundan, y la perdida de incisivos genera pliegues en la comisura de los dientes (boqueras) así como arrugas perilabiales. Estos cambios en la morfología facial están íntimamente ligados con la imagen que tenemos de las personas con una edad avanzada.

11193262_893016964074024_5974019670772774987_n

© Clínica Dental Javier Amaro 2019

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR