• Horario

    Horario

    Lunes:
    12:00 - 20:00

    Martes y Miercoles:
    9:00 - 18:00

    Jueves:
    9:00 - 17:00

    Viernes:
    9:00 - 15:00

    Sabado y Domingo:
    Cerrado

  • 922 02 99 11 - 672 219 786
  • Contacto

    Pongase en contacto con nosotros!X

    DIRECCIÓNC/ Fernández Herrero, 1, 38005 Santa Cruz de Tenerife

    DÉJENOS UN COMENTARIO

    Nombre *

    Correo Electrónico *

    Teléfono *

    Asunto *

    Comentario *

    Acepto el aviso legal.

    • - Debe rellenar todos los campos que se marcan con *.
    • - Debe aceptar el aviso legal.

  • Languages

    Español
    Hablamos español.

    English
    We speak english.

    Français
    Nous parlons français.

NEWS

LA HIPERSENSIBILIDAD DENTAL SE CURA

Noticias | 13 abril, 2015

Todos hemos sufrido de hipersensibilidad dental alguna vez, si no se trata es un problema que puede crearnos mucha incomodidad. Esta enfermedad la padece una de cada cuatro personas. Y especialmente entre los 25 y 45 años, aunque se puede padecer a cualquier edad.

La padece una de cada cuatro personas.

¿Cómo se produce?

La sensibilidad dental se produce cuando la dentina, tejido que se encuentra bajo el esmalte y pierde la capa de esmalte que la rodea y queda expuesta a los estímulos térmicos del exterior (alimentos y bebidas frías o calientes, estímulos químicos tanto sustancias ácidas como dulces, y estímulos mecánicos como el cepillado dental).

tooth-section-es

¿Cuáles son las causas?

Las causas que producen que se exponga el esmalte son, cepillos de dientes con cerdas excesivamente duras que provocan abrasión del esmalte y la encía, tomar sustancias ácidas, el uso de dentífricos blanqueantes que rayan el esmalte y la acumulación de placa bacteriana que disuelve el esmalte y deja expuesta la dentina al exterior.

¿Cómo evitarlo?

Para evitarlo hay que utilizar un cepillo de dientes suave, debemos darnos cuenta que el diente es un tejido vivo al que hay que limpiar, no arañar. A menudo les explico a los pacientes que de la misma manera que no limpiarían el parquet con un rastrillo no deben usar cepillos duros para limpiar sus dientes. Debemos cambiar el pensamiento de que cuanto más duro es una cepillo más limpia y darnos cuenta que el cepillado dental debe ser un masaje para las encías no una agresión. La dureza del cepillo que debe usar se la debe indicar su dentista. No se fie de las indicaciones de las casas comerciales, a menudo constato que el cepillo con dureza media de las casas comerciales es excesivamente duro. La referencia de la consistencia de su cepillo se la debe dar su dentista, no lo que ponga en el mango del cepillo. Las marcas de cepillos lo que quieren es vender, y saben que un cepillo duro será mejor aceptado que uno blando. Afortunadamente, empiezan a salir cepillos especialmente diseñados para los pacientes con el esmalte dañado, hasta hace bien poco resultaba complicado encontrar en la farmacia un cepillo que no dañara el esmalte.

Procurar utilizar ese ímpetu inicial en la posición mas incomoda…

Constato, además, la importancia de distribuir la energía con la que nos cepillamos de una manera uniforme entre todos los dientes. Si su desgaste dental no es uniforme, probablemente se deba al cepillado. Habitualmente empezamos a cepillarnos los dientes de la manera más cómoda y empleamos toda nuestra motivación inicial en la misma zona al principio del cepillado todos los días por lo que es frecuente que ese grupo de dientes se encuentre más desgastado que el resto. Un truco muy útil para no dañar los dientes es procurar utilizar ese ímpetu inicial en la posición más incomoda para que esa inicial energía la empleemos en limpiar una zona de difícil acceso.

Respecto a los cepillos eléctricos encuentro que los que basan su funcionamiento en un cabezal redondo que gira tienen el problema de necesitar que las cerdas tengan una suficiente consistencia para que al girar no se abran, lo que imposibilita usar cerdas suaves. Me gustan lo que tienen un cabezal pequeño (para llegar al fondo de la boca) que vibra y sobretodo, lo que encuentro que es muy útil son los que se paran si se presiona en exceso.

Nos visitan muchos pacientes con sensibilidad a los que les gusta el sabor ácido, hay que procurar normalizar el Ph de nuestros dientes bebiendo agua después de consumir algo muy ácido para evitar lesionar el esmalte. (ver curva de Stephan).

Además, con demasiada frecuencia me encuentro sensibilidad en los usuarios de dentífricos blanqueantes. Muchos de estos dentífricos basan su efecto blanqueante en abrasionar mecánicamente el diente para así eliminar las manchas superficiales. Inicialmente podremos percibir un cambio en el color de los dientes, pero lo cierto es que ese efecto de raspado sobre la superficie del diente crea una superficie irregular sobre la que se vuelve muy sencillo que se depositen sustancias pigmentantes por lo que el paciente se vuelve dependiente del dentífrico blanqueador creándose, por otro lado, con el tiempo un cuadro de hipersensibilidad por la pérdida del esmalte.

El tratamiento consiste en cambiar los hábitos anteriormente expuestos y en utilizar alguna de las pastas dentífricas desensibilizantes que le prescribirá su dentista. Existen variaciones ínfimas entre las diferentes marcas pero importantes a la hora de prescribirlas. Tienen la pega de que tardan en hacer efecto, pero en contraposición, funcionan muy bien y a la larga consiguen su efecto. Y en pacientes con sensibilidades muy severas ,existen tratamientos desensibilizantes intensivos en consulta con muy buenos resultados en muy poco tiempo.

© Clínica Dental Javier Amaro 2019

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR